MAGNESIO , OLIGOELEMENTO PRINCIPAL EN DOLOR Y ESTRÉS

El magnesio es un oligoelemento indispensable para la vida. Está presente en las células nerviosas, desempeñando un papel principal en el equilibrio de nuestro sistema nervioso central.

 

El déficit de este oligoelemento es más frecuente de lo estimado, pues su principal fuente de aporte son los frutos secos, cacao, vegetales, frutas y legumbres y la dieta actual carece, en muchos casos, de los niveles necesarios de dichos alimentos, ya que se degrada con las altas temperaturas que se emplean en la cocción y mala calidad de los terrenos de cultivo, cada día más degradados, culminan los motivos por los que el aporte de este imprescindible mineral es deficiente y los suplementos externos imprescindibles.

Se estima que el déficit crónico de magnesio está presente en el 15-20%  de la población mundial, responsable  de síntomas o patologías varias que a continuación se detallan.

El Magnesio.  POTENTE ANALGÉSICO

Cuando nuestro cuerpo tiene un déficit de magnesio nuestros músculos no pueden “relajarse” pues este oligoelemento participa en la conducción neuromuscular cumpliendo una función distensora,  provocando:

– Contracturas, sobrecargas y rigideces

– Fasciculaciones musculares

– Irritabilidad muscular

– Espasmos musculares

– Ciática

– Hipersensibilidad muscular

– Tortícolis de repetición

– Algias… Y EN GENERAL TODO TIPO DE PATOLOGIAS MUSCULARES QUE CURSAN CON 

  DOLOR.

El magnesio  es un oligoelemento que disminuye los impulsos nerviosos que le llegan al músculo por lo que actúa como un POTTENTE RELAJANTE MUSCULAR. Ayuda a regular el equilibrio ácido-base y a mejorar la respiración celular. Por ello su ACCIÓN ANALGÉSICA frente al DOLOR es efectiva y rápida.

Será por ello de aplicación principal en: patologías reumatológicas que cursan con dolor, todo tipo de algias producidas por inflamación, contracturas, cefalea tensional, dolor muscular, pinzamiento de nervios, calambres, parestesias, dolor menstrual . . .  etc.

El magnesio presenta una ventaja principal cuando lo usamos para clamar el DOLOR. Es un mineral presente en nuestro organismo, un componente natural que revierte los procesos fisiológicos dañados, de manera natural, sin efectos secundarios ni toxicidad conocida. Esto implica que TODOS LOS GRUPOS DE POBLACIÓN podrán beneficiarse de la toma de magnesio catalítico:   embarazadas, lactantes, deportistas, niños, polimedicados … etc. Es además una opción principal para todos aquellos pacientes que, por circunstancias diversas, no pueden tomar ningún tipo de analgésico, como es el caso de los pacientes con insuficiencia renal.

Existen miles de analgésicos que contribuyen a controlar el dolor y de los que en muchos casos se abusa, desencadenando síntomas y efectos secundarios severos imposibles de revertir, pudiendo provocar:

-Adicciones(el cuerpo acaba necesitando dosis cada vez mayores para calmar el dolor).

-Estreñimiento.

– Estado de vigilia, alerta e insomnio.

– Náuseas.

– Depresión respiratoria.

– Irritaciones estomacales que producen úlceras pépticas.

– Hemorragias en cualquier parte del organismo (que en muchos casos impiden la toma del antiinflamatorio sin alternativa al dolor).

– Lesiones en el hígado… etc.

– Alergias.

Por ello el oligoelemento magnesio debe estimarse como una opción principal, bien como tratamiento de base o como coadyuvante, en patologías que cursan con dolor. Nos ayuda a controlar la toma de medicamentos, evitando efectos secundarios y de forma eficaz y rápida, obtener resultados. El magnesio como ANALGÉSICO  es una apuesta segura.

 Magnesio para el Estrés. EFICAZ RELAJANTE

La sociedad en la que vivimos genera continuamente situaciones de estrés. Muchos profesionales hablan de esta patología como la epidemia del siglo XXI.

Numerosos estudios científicos han demostrado que la respuesta al estrés  debido a que cuando el nivel de magnesio en el cuerpo es demasiado bajo su falta se transforma en un estímulo que causa estrés. Esto genera un círculo vicioso de perniciosas consecuencias.

El estrés es la tensión física y emocional que se produce como respuesta a una presión externa o interna. Prácticamente es imposible vivir sin algún tipo de estrés. Cuando es excesivo o no se controla adecuadamente, puede producir problemas de salud como irritación, tensión nerviosa, disminución de las defensas, enfermedades cardiovasculares, dermatológicas, digestivas, dolores de cabeza, cansancio, tensión muscular, problemas de sueño… etc.

En la actualidad son muchos los fármacos que se utilizan para controlar el estrés aunque bien es cierto que en muchas ocasiones se abusa de los mismos o el paciente se automédica, lo que puede generar un empeoramiento de la situación.

El Magnesio se revela como una opción en el estrés que puede ayudar a evitar la toma excesiva de medicamentos o la dependencia que el abuso de los mismos provoca en el paciente. Este oligoelemento regula la hiperexcitabilidad y la hiperemotividad, controlando igualmente los temblores propios de cuadros de estrés y ansiedad. Su eficacia y resultados se prolongan en el tiempo por lo que es sin duda una apuesta natural y eficaz a tener muy en cuenta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *